Hellblazer #49 – “Lord of the Dance” – Garth Ennis

 

Siguiendo con las reseñas de la etapa de Garth Ennis en Hellblazer (acá está la de Dangerous Habits, y la de los dos números anteriores) en el número #49 Ennis cuenta ahora una historia navideña diferente a las que uno está acostumbrado, mostrándonos una fiesta celebrada los 24 de Diciembre, precursora de la Navidad, que básicamente era una orgía en honor del Lord of the Dance, una especie de espíritu o entidad random fiestera.

El arte es de Steve Dillon, que se entinta a si mismo en este número. Dillon es bastante conocido, y hizo dupla con Ennis mucho tiempo en varios títulos. Además de Hellblazer trabajaron juntos en Preacher, Punisher, Heartland (un oneshot de Vertigo) y seguramente lo seguirán haciendo en alguna que otra cosa. Los dibujos de Dillon me gustan, si bien muchas veces puede parecer que dibuja caras bastante parecidas, uno se acostumbra al modelo de cara que usa.

La portada es de nuevo de Tom Canty. No me gusta demasiado esta, hay varias mejores entre las de los números anteriores.

En este número vemos como Constantine esta paseando por la ciudad pensando en que regalarle a Kit para ganársela. Se da cuenta de que algo/alguien lo está siguiendo y se ponen a hablar. El Lord of the Dance le cuenta a Constantine toda la historia sobre cuando antes se festejaban orgías en su honor hasta que la Iglesia llegó, prohibió todo y obligó a todos a celebrar el nacimiento de Cristo. El Lord le dice que desde ese momento dejó de ser el Lord of the Dance para pasar a ser algo como el Fantasma de la No-Navidad o algo así.

Constantine decide convencerlo de que en la Navidad actual también se festeja y lo lleva a un pub donde se encuentra con Chas y gente x, se ponen todos en pedo y hay una página de gente besándose y otra gente en pedo. El Lord of the Dance se pone muy contento, le dice que hacía mucho que no sentía algo así y que ahora había vuelto/renacido gracias a el así que le debía mucho.

Con respecto al hecho de que el Lord of the Dance se “cure” yendo a tomar algo a un pub la noche de una Navidad, Ennis no se excusa mucho haciéndole decir al personaje “I didn´t look hard enough, did I? it was here all the time…”, porque en doscientos años no puede ser que nunca se haya cruzado con un bar, una fiesta electrónica, una fiesta en una casa o lo que sea donde pueda ver gente festejando bien a pleno en Navidad. Esta bien que en general se mueve mucho más en Año Nuevo, que da más para la fiesta en el sentido del Lord of the Dance, pero siempre hay bastantes que se activan en las dos.

El número termina con John volviendo al departamento de Kit. Le pide perdón por no haberle comprado un regalo y a la otra no le importa demasiado, le da un beso y se ve de fondo como se empiezan a desvestir. Así Constantine redondea una Navidad bastante buena, en la que se gana a Kit y gana además un aliado que no sabe encontrar bares pero que seguramente en algún momento más adelante en la serie lo salva de alguna (la leí entera hace bastante pero realmente no me acuerdo, la estoy releyendo para escribir esto).

El número en sí me gusta, es lógico que tenga un aire positivo y feliz alrededor de él siendo un número navideño, pero se lee bastante bien. Vemos como Constantine, el mago que desafía demonios putea por no ocurrirsele que regalo puede darle a Kit para lograr el momento perfecto (algo así se dice a si mismo), y como ayuda a un desconocido a pesar de que cause que no consiga nada y que se cuelgue hasta las 3 de la mañana. Vemos también como comienza en sí la relación con Kit, después de no mucho tiempo de haberse reencontrado con ella.

Rating: ★★½☆☆

Segui Leyendo...