[1993-1994] JLA de Dan Vado

Siguiendo con el tremendamente infame “Reinado de los Dans” por Dan Jurgens y Dan Vado (Nadie le dice así en realidad, lo acabo de inventar sin mucho esfuerzo ni inspiración, aunque suena boludo pero adecuado) en esta “semana” de la JLA, ahora le toca el turno al segundo, Dan Vado.

Sí, por algún motivo, después de escribir la reseña de la JLA de Giffen y DeMatteis y seguir con otra de la JLA de Dan Jurgens, se me ocurrió, ya que obviamente iba a escribir sobre la JLA de Morrison en algún momento, seguir escribiendo sobre las demás etapas en la JLA en el medio. Así es como terminé escribiendo una reseña sobre la JLA de Dan Vado (Extreme Justice, Batman: Legends of the Dark Knight, Samurai Penguin). No pensé que alguna vez iba a escribir sobre algo hecho por Dan Vado, pero bueno, acá estoy.

Mi única referencia del trabajo de Vado antes de leer esto era Extreme Justice, serie que compraba en su momento y que ya con 10, 11 años, me di cuenta que era malísima. Su etapa en la JLA, que dura básicamente un año, cubre las expectativas que tenía al leerla y es justamente eso, mala.

En su primer número Vado empieza mal casi desde el principio, haciendo que por algún motivo Jay Garrick, el primer Flash, y Maxwell Lord se llamen por su nombre de pila, cuando en ningún momento se mostró que se conozcan, y menos que tengan tanta confianza. Claro que me había olvidado que todos los superhéroes y toda la gente que vive cerca de superhéroes se conocen. Flash I está como invitado en el número ya que la Liga andaba baja de poder.

Vado hace también que Bloodwynd sea parte de la Liga, no se si porque lo quiere ahí o porque al leer por arriba lo que hizo Jurgens entendió que se había unido después de separarse de J’onn, lo cual no se ve en ningún lado. El roster permanente de la JLA al inicio de la etapa de Vado es entonces Bloodwynd, The Ray, Wonder Woman (la líder del grupo), Guy Gardner (en su etapa con un anillo amarillo de Sinestro), Fire, Maxima, Booster todavía sin traje y Blue Beetle, que estaba justamente trabajando en eso mientras a su vez estaba retirado de la acción.

justice league america 078-023

Los primeros villanos en enfrentarse con la Liga de Vado son los nuevos Extremistas (los viejos, bastante preferibles a estos, aparecen con Giffen), que son en todo sentido producto de los noventas, cumpliendo con todos los requisitos para ser bien EXTREME y un ejemplo impreso en papel de la influencia de Image y comics como Youngblood. No se si Mike Collins, el dibujante regular, es al que hay que culpar por los diseños (el único miembro de los Extremistas originales que aparece con los nuevos es Dreamslayer, el cual sobrevivió a su aparente muerte gracias a la Silver Sorceress). Personajes como Meanstreak, Brute, Gunshot, son demasiado olvidables como para que hable de ellos en detalle. Es triste lo predecible que puede ser un comic malo, los diálogos de estos villanos son tremendamente estereotipados y formulaicos (“Have it your way. Now you’ll find out… that they don’t call me Meanstreak for nothing!!!” o “I’m going to do the world a favor when I kill you!!!” son dos ejemplos de muchos), claro que los diálogos que Vado le hace decir a los héroes no son mucho mejores (“I think you’ve had enough fun for one day!” dice Wonder Woman mientras le pega a Meanstreak o Flash – Jay Garrick gritando “Holee Toledo!!!” cuando los nuevos Extremistas desaparecen).

En el número 80 Vado presenta al nuevo Booster Gold, con un nuevo traje (recordar que su viejo traje se le destruyó casi por completo en la pelea con Doomsday) que puede haber sido diseñado o no por el nuevo dibujante regular de la serie, Kevin West, pero que es un diseño bastante feo sea quien sea el que lo haya hecho. El traje clásico de Booster, diseñado por Dan Jurgens, el creador del personaje, siempre me gustó por algún extraño motivo. Digo extraño porque es raro que me guste tanto un traje amarillo y azul, con una estrella azul en el pecho, pero siempre me gustó. El nuevo diseño del traje emula al original, pero adaptado en una suerte de armadura de poder al estilo Rocket Red, que es demasiado aparatosa.

En el 82 Vado hace que Guy mate a un alien que la Liga estaba protegiendo de sus perseguidores también aliens. De la nada, mientras Wonder Woman y varios más están negociando con los perseguidores la entrega de los dos convictos, Guy se pone a gritar y termina matándolo porque esa es la manera en que se trata a la escoria (traducido del diálogo de Vado) y después se escapa. Es verdad que Guy siempre fue un personaje propenso a la violencia, pero creo que hasta ese momento no había matado a nadie, al menos no a propósito. Al final de la pelea en la que los héroes le ganan a Guy, aparece otro Guy Gardner con un arma. La historia sigue en el primer crossover de la etapa Vado, que es con la serie regular de Guy Gardner que en ese momento escribía Chuck Dixon y ahí es en donde nos enteramos de que el Guy asesino es en realidad una replica hecha por unos aliens que mantenían prisionero al Guy verdadero. Después de bastante pelea el Guy replica termina perdiendo y Guy recupera su anillo, al final de un crossover completamente olvidable, como todo el resto de la etapa Vado.

Vado después se centra en un plot que venía preparando desde hacía un par de números, que gira en torno a Hielo, que vuelve a su casa, un reino oculto en algún lugar tipo el polo, para encontrar que su hermano mata a su padre para conseguir la corona que este le iba a dar a Hielo. Obviamente terminan ganándole y Hielo vuelve al grupo, habiendo ganado el poder de volar, superfuerza y un boost de sus poderes de hielo, todo por energía que liberó el cetro del hermano al explotar. Después de esta saga Hielo sigue usando la misma ropa de noble del hielo con la que se vistió al llegar a su casa, por lo que en sí cambia de traje, y es un cambio bastante malo, me gusta mucho más el traje viejo, con un diseño más simple pero que se ve mucho mejor.

En el 86 empieza Marc Campos como nuevo dibujante regular, se une Captain Atom de nuevo a la JLA, y Mike Wieringo diseña nuevos trajes para Maxima, Fire y Booster. Ninguno de los diseños de Wieringo es la gran cosa realmente, pero los trajes son levemente mejores que los anteriores, eso si.

El número 89 marca el inicio de Judgment Day, un nuevo crossover, esta vez con Justice League Task Force (escrita por Mark Waid en ese momento) y la nueva Justice League International (escrita por Gerard Jones). Claramente la intención es que este crossover de seis números sea algo épico y memorable, pero como cualquiera que venga leyendo esto puede adivinar, eso no se logra. El villano a vencer es un tal Overmaster, que es razonablemente poderoso y tiene un grupo de supervillanos con diseños de trajes que son un fiel reflejo del estilo de la época, y son obviamente muy feos. En el primer número Booster termina bastante malherido, y se lo llevan para salvarlo. No comentaría mas sobre el crossover ya que no lo escribe todo Vado, pero teniendo en cuenta que pasan cosas relevantes para los personajes, prefiero mencionar lo más importante. La frase que Waid pone en boca del Overmaster me hizo sonreír, cuando termina su discurso de erradicación de la raza humana dirigido a toda la Tierra con: “Resistance is futile”, quote sacada de los Borg de Star Trek, que claramente le gusta a Waid.

En este crossover el Overmaster hace cosas como frenar la muerte y el nacimiento en toda la Tierra, que es lo que evita que Booster (que pierde un brazo) se muera. Maxwell Lord, a pedido de la O.N.U. manda un nuevo grupo en contra de una facción de la Liga que iba a atacar al master, los League-Busters, nombre choto si los hay, con Peacemaker, un tal Ultraa, un Mirror Master raro de los noventas, Chromax, otro desconocido y el Spellbinder original, que es bastante desconocido aunque yo lo conozca. A Fire le vuelven los poderes y Hielo, que estaba siendo controlada por el Overmaster, que era el causante de su incremento de poder, muere después de liberarse del control y liderar la carga de los héroes contra el. Al final Beetle, Booster y Amazing Man (el nieto de un héroe de la Golden Age, bastante desconocido) son los que terminan salvando al mundo y Booster no muere a pesar de que hayan vuelto los nacimientos y muertes a la normalidad porque Beetle le agrega tecnología de soporte de vida a la armadura, claro que ahora no se la puede sacar ni para ir a mear.

Una critica fácil a la etapa de Vado hubiera sido la muerte de Hielo, pero el responsable es Mark Waid, no Dan Vado, y Waid se arrepiente de haberlo hecho. Es verdad que Hielo siempre fue un personaje un poco insulso, incluso en sus mejores momentos en la JLA de Giffen, pero me dio lástima que la maten justo en el momento en el que finalmente tenía una escena “épica” en donde lideraba una carga de héroes contra el gran villano de turno. En fin, el crossover, a pesar de o gracias a o lo que sea, es bastante regularcito, lleno de supuesta acción y peleas emocionantes, pero que no creo que lleguen a emocionar a nadie con más de 12 años. Es verdad que cosas dramáticas del crossover como la muerte y resurrección de un Booster que pierde un brazo y la muerte de Hielo pierden el efecto que podrían haber llegado a tener porque yo ya sabía que pasaban las dos cosas antes de leer esto (igual de no saber no creo que me hubiese llegado demasiado, con la baja calidad de la historia).

Cuando cerró definitivamente Perfil y al tiempo yo empecé una subscripción de comics yankis en el Club del Comic, dos de los títulos con los que empecé fueron JLA y Extreme Justice, justo pocos números después del final de la etapa de Vado en la JLA, cuando Vado estaba en EJ y Gerard Jones en JLA.

El último número de la etapa de Vado es el 91, el cual se centra en el funeral de Hielo, al cual asisten varios héroes. La primera incongruencia se da desde el hecho de que la madre de Hielo les dice a los héroes que se podían quedar para el funeral pero que después se tenían que ir porque ya no eran más bienvenidos, pero sin embargo deja que sean seis héroes los que llevan el ataúd, sin nadie de su familia. La otra incongruencia es en cuanto a los que llevan el ataúd, que son J’onn, Flash – Jay Garrick, Wonder Woman, la Dra. Luz, Fire y el Captain Atom. J’onn, Fuego y el Captain Atom tienen sentido, la conocían muy bien, pero me sorprende que estén los demás por encima de Beetle, Booster, Oberon. Esos detalles, sumados a que el funeral en sí dura sólo tres páginas y sólo asisten 18 héroes de los cientos que hay en el Universo DC, hacen que Vado se despida de manera acorde a toda su etapa, con un número bastante débil que no logra ser emotivo en ningún momento, con diálogos que suenan bastante poco naturales.

Artistas

Michael Collins (78, 79), artista del montón que acá no destaca. Kevin West (80-85) otro más del montón, un poco mejor que Collins acá pero también bastante medio pelo. Marc Campos (86-91), no me gusta por su estilo demasiado noventoso y exagerado, tiene un par de paneles bastante graciosos pero no de buena manera. Por mis comentarios se deduce bastante fácil que considero que el arte de esta etapa es bastante flojo, no es violentamente desastroso, pero no hay nada destacable.

Villanos

Los nuevos Extremistas,  un Guy Gardner replica, Ewald, el hermano de Hielo, Dreamslayer,  Overmaster y el Cadre. Los villanos, como se puede ver por la lista, no son las mejores elecciones para escribir aventuras de la Liga, pero por algún motivo a Vado le pareció que sí.

Hay veces que me da lástima escribir una reseña sobre un comic que me parece realmente malo porque termino repitiendo muchas veces que aburre, que es predecible, con malos diálogos, etc y puede parecer que me gusta bardear, pero la verdad es mucho más entretenido escribir sobre un comic que realmente me gusta, lo cual hace que me salgan más fácil cosas para decir, y no repito siempre que algo es aburrido cada un par de párrafos.

No me refiero al porque esta etapa de Vado es todavía peor que la de Jurgens, aunque lo es (no es que la de Jurgens sea mucho mejor tampoco, pero al menos empezó un poco mejor y estaba mejor dibujada), sino a las cosas que vengo mencionando antes, como el hecho de escribir sobre varios personajes y que ninguno tenga ningún esbozo de personalidad, hasta el punto de que una gran cantidad de globos de diálogo podrían ser movidos de un personaje a otro y no cambiaría mucho, o el hecho de que los comics estén furiosamente inyectados de acción sin sentido y de villanos con trajes y nombres desastrosos, que llevan a peleas aburridas, muy poco interesantes. Por cosas como esta es que la etapa de Vado se siente como si le hubiesen dado una franquicia de cine muy exitosa que estaba venida a menos, y este hubiera hecho películas clase B directas para video, pero por elección suya.

Rating: ½☆☆☆☆

Segui Leyendo...